viernes, 15 de diciembre de 2017

¡Eureka! palabra del día


16th-century illustration of Archimedes in the bath, with Hiero's crown at bottom right
La palabra eureka es un término tan cargado de sentido, como la anécdota de aquel matemático sabio que le dio su significado. Cuenta la leyenda, que Arquímedes de Siracusa se expresó así (no una sino dos veces) en cuanto resolvió un difícil problema, descubriendo con ello la ley fundamental de la hidrostática (principio de arquímedes). 


eureka ¡lo halle! Expresión atribuida al físico Arquímedes cuando, estando en el baño, descubrió la ley fundamental de la hidrostática. (Diccionario de sinónimos y antónimos, Oceano Grupo Editorial, Madrid: 1995, pp. 764 y 780.

La solución de tal enigma, fue encargada por el tirano Hierón de Siracusa. Y Arquímedes lo resolvió meditándolo durante una de las actividades más prosaicas que una persona pueda hacer: tomando un baño.
Menciono la anécdota, porque de ella se desprende el uso que actualmente le damos a la palabra. Pues podemos expresarnos así al dar con la solución de algún acertijo, al descifrar algún misterio o tras resolver un problema después de un buen rato de reflexión.
Puesto que Arquímides era griego (Siracusa, por aquel entonces pertenecía a Grecia), la interjección proviene del griego (εὕρηκα 'he hallado'). Precisamente Hierón era el monarca de Siracusa y lo que encomendó a Arquímedes, que era algo así como el consultor en jefe de Hierón, fue asegurarse de que su nueva orona era en efecto de oro y no había sido en gañado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario